HOMEOPATÍA – AÑo 3 - N° 11

 

Potencia sexual, un desafío.

 

Dr. Juan C. Pellegrino

Médico

Profesor titular A. M. H. A.

 

En la sociedad exitista que hoy vivimos, donde ser es tener, éste es un motivo de consulta frecuente en adultos jóvenes, donde no debiera ser problema, y en maduros septuagenarios donde tampoco debiera serlo.

En esta trastrocación de los valores en la que lo sexual no está exento, hay cierta mayoría de hombres que considera que debe tener erección automática cuando la oportunidad así lo requiera. Cuando esto no sucede se sienten fracasados y heridos en su autoestima. Hacen la consulta para que se les solucione esto que es su problema.

En general desean una solución aislada del contexto en el cual ésta se produce. El paciente no está conflictuado sólo por no tener erección, sino porque su nivel de conflicto es elevado y la búsqueda de erección es una actitud mecánica para descargar tensiones a través de lo sexual, donde se manifiesta la falla. Con un criterio mecanicista, el paciente puede pensar que su enfermedad, ya que así es vivida, está en lo genital y su búsqueda se orienta a corregir este déficit. Muchos de los consultantes ya han probado cremas, aparatos y todas las sugerencias propuestas por la publicidad de los diarios ciudadanos y aun algunos llegan con propuestas de cirugía plástica. Cuando tomamos la historia clínica homeopática observamos que el problema en general es mucho más amplio, está relacionado con modos de ser que condicionan hábitos fallidos. Muchas veces encontramos personas con núcleos profundos de falta de autoconflanza que han estructurado una personalidad reactiva hacia la búsqueda del éxito y el poder, poniendo toda su energía para lograr este fin.

En general hay exceso de trabajo tensionante y poco gratificante, malos hábitos alimentarios y aun uso de estimulantes para aumentar la competitividad. A veces tienen la ilusión de estar alcanzando el éxito tan deseado y es cuando fracasan al no lograr la erección que coronaría el poder tan ansiado.

Aquí el lector se estará preguntando si la Homeopatía da respuesta a este problema.

Sí la da, pero desde un encuadre homeopático, en el que el médico es un agente de salud con conceptos diferentes en cuanto a qué es enfermedad y desde dónde debe emprenderse el proceso curativo. No hay remedios mágicos para lograr la erección, si se persiste en una actitud de vida equivocada.

Como aclaré al comienzo, también hay septuagenarios que habiendo logrado consolidación económica y social, también desean consolidar su genitalidad como si tuvieran veinte años.

A este reclamo tampoco es posible dar una respuesta que no esté acorde con la edad y la vitalidad.

Sí es posible el tratamiento homeopático del paciente que presenta impotencia sexual funcional. El medicamento profundo y único acorde a su personalidad total, modificará el desequilibrio que lo lleva a sentir y actuar en forma anómala. Cambiará su actitud y mejorarán sus funciones.

No es posible curar una parte aislada del todo.

 

Se permite la reproducción total o parcial, sin fines de lucro, mencionando la fuente.

 

www.jcpellegrino.com.ar

 

doctor@jcpellegrino.com.ar